Genera tus factura por Internet

Contador versus tenedor de libros: ¿Qué hacen por una empresa?

mejorar-el-flujo-de-caja-quickbooks-online.jpg

Aunque muchas pequeñas empresas utilizan los términos «contador» y «tenedor de libros» indistintamente, estos profesionales en realidad brindan servicios muy diferentes pero complementarios. La contabilidad se refiere al proceso de registrar, almacenar y recuperar transacciones financieras, mientras que la contabilidad se refiere al proceso sistemático de clasificar, analizar, resumir, interpretar y reportar datos financieros. Trabajando en conjunto, estos puestos pueden ayudar a brindar una gran claridad al proceso de toma de decisiones comerciales.

Para empezar, los contables y los tenedores de libros están involucrados en diferentes etapas del ciclo financiero, con un tenedor de libros que tiende a ceñirse a los procesos del día a día y un contador que desempeña un papel más distinto en los períodos de informes, declaración de impuestos y análisis. Echemos un vistazo más de cerca a las funciones de un contador y las de un tenedor de libros para tener una comprensión más clara de lo que cada profesional puede hacer por su negocio.

Funciones de un contable

La contabilidad se lleva a cabo en las primeras etapas del ciclo financiero. El trabajo de un contable es administrar y registrar las transacciones financieras diarias de una empresa, que incluyen ventas, pagos, compras y recibos. Sin embargo, un contador también puede ser responsable de otras tareas, como completar la nómina y monitorear las cuentas por cobrar y trabajar con los controladores para completar los cierres financieros mensuales.

El papel de un tenedor de libros a menudo depende del tamaño de la empresa y del número de transacciones que la empresa realiza a diario. Es probable que las responsabilidades de un contable se amplíen a medida que crece la empresa y las finanzas de la empresa se vuelven más complejas. Sin embargo, a menudo se puede etiquetar erróneamente a un tenedor de libros como controlador, ya que una pequeña empresa escala. Cabe señalar que un controlador es un profesional capacitado con otras responsabilidades distintas que también complementan la función de contabilidad.

El software de contabilidad de nivel empresarial es capaz de generar informes o documentos financieros completos que anteriormente eran competencia de un contador. Esta fusión de las dos profesiones significa que una empresa que no tiene finanzas complicadas puede manejar el uso de servicios de contabilidad la mayor parte del tiempo y solo contratar a un contador cuando sea el momento de preparar impuestos o auditorías.

Funciones de un contador frente a un controlador

La contabilidad se ocupa de interpretar los datos creados por una contabilidad adecuada. Las funciones principales de un contador incluyen analizar estados financieros, completar declaraciones de impuestos sobre la renta y ayudar a los propietarios de negocios a comprender todas las regulaciones fiscales y financieras que se aplican a su empresa.

Los controladores también ayudan a los dueños de negocios a comprender mejor la salud financiera de sus negocios. Los controladores convierten los datos de un contable en varios informes financieros que detallan la situación financiera de la empresa, incluida su rentabilidad y flujo de caja. Los dueños de negocios también confían en sus controladores para la previsión financiera, así como para la elaboración de presupuestos y análisis.

¿Qué profesional financiero es mejor para su negocio?

La decisión de utilizar un contador, un tenedor de libros o ambos está determinada por el tamaño de su empresa, la complejidad de sus operaciones y finanzas, y las demandas de su industria. Si bien los dos servicios se complementan entre sí, es probable que solo las empresas más grandes con muchas finanzas diarias y complicadas necesiten los servicios regulares de un contable, un controlador y un CPA.

Si está aprovechando los servicios de contabilidad subcontratados para satisfacer sus necesidades de contabilidad y control, los requisitos para su contador pueden ser limitados. Es posible que una pequeña empresa o una nueva empresa simplemente no necesite los servicios más avanzados que brindan los contadores. Contratar a un contador cuando sea el momento de declarar impuestos o generar informes financieros de fin de año puede ser toda la ayuda contable que su empresa necesita.

En última instancia, debe elegir la opción que tenga más probabilidades de producir resultados financieros precisos, ya que estos lo ayudarán a tomar decisiones comerciales informadas y garantizar el éxito a largo plazo de su empresa. Aunque puede elegir administrar sus finanzas por su cuenta, contratar profesionales para este trabajo le permitirá concentrarse más en administrar y hacer crecer su negocio. Para obtener más información sobre los servicios de contabilidad y teneduría de libros, asegúrese de consultar nuestras guías profesionales gratuitas.

Leave A Reply

Your email address will not be published.